Por Samuel Astorga A.

Una mezcla de barro y sudor corre por los rostros de los participantes del Spartan Race. Las piernas tiritan y el sol agobia. Pero ante las vicisitudes de la carrera, la voluntad crece y el corazón empuja. Y cuando el corazón se ahoga, empuja la cabeza. Porque pruebas como estas terminan siendo más mentales que físicas.

Cruzar la meta es darlo todo. Cruzar la meta te llena de energía.

Te llena como persona.

Porque no hay nada más satisfactoria que hacer deporte, y desafiarse a uno mismo vale la pena.

“Lo logré”, pueden decir orgullosos los participantes del Spartan Race.

  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© NTA.